¿Qué pasa con las terapias para parejas?

Es una pena que gran parte de las parejas llegan a terapia a punto de separarse o ya separadas.

Este es el caso de Carlos y Susana. él, viudo con cuatro hijos varones y un muy buen pasar económico. Ella, una mujer más joven que él, separada y con cuatro hijas mujeres. Entre los dos, estaban tratando de formar una familia ensamblada, pero estaban a punto de romper la pareja.

Ella quería cambiar totalmente la vida de él (relación con los hijos, hacerlo desprenderse de todos los recuerdos, manejar su dinero), y él se resistia vehementemente.

Concurrieron sólo un mes esperando soluciones mágicas, no pudieron esperar el tiempo necesario para lograr un cambio, y abandonaron la terapia argumentando que ¨necesitamos soluciones más rápidas¨. Ante esta reacción, el equipo no augura un buen pronóstico para ellos en el futuro, al contrario de otras parejas que soportaron pacientemente el proceso, terminaron juntos, bien y con la familia ensamblada.

Al consultorio llegan muchos de estos casos, que siempre requieren un proceso de adaptación que lleva un cierto tiempo.

Sería bueno que las parejas lleguen sólo a terapia y no a terapia intensiva.

LLAMAR     (11) 15-5039-2445

¿Quieres hacernos alguna consulta o agendar una sesión?

Completa los datos y te contactaremos a la brevedad!

Todos los campos son necesarios.

Entre nuestros artículos y publicaciones encontrarás amplia información sobre distintas soluciones a problemáticas en la pareja.

VER PUBLICACIONES
TOP